La Dirección impulsa nuevos productos y servicios para desarrollar un negocio competitivo y diferenciador.

El departamento de Metodología insiste en aplicar los procesos definidos para asegurar la calidad de los resultados. A nivel operativo las personas no pueden con el cambio continuo de prioridades.

¿Cuál es la clave para llegar a un equilibrio entre estos?

 

KanbanInOrganization_2_En

Modelos y estándares como CMMI, PMBoK, ISO 9001 e ISO21500 proporcionan  orientación sobre cómo definir procesos para alcanzar los objetivos estratégicos de la
organización.

Al leer los modelos y métodos de referencia, todas las prácticas recomendadas tienen sentido y es difícil o imposible encontrar algunas que sean irrelevantes. Sin embargo, muchas empresas tienen dificultades para definir procesos que funcionen bien, cumplan con los estándares, y se ajustan el propósito de la organización.

Para obtener resultados de los procesos, el trabajo debe fluir a través de la cadena de  valor. Sin embargo, el concepto de flujo de trabajo falta en las normas mencionadas  anteriormente. No hay ningún proceso, función o medio para administrar el flujo de trabajo. Como consecuencia, existe una niebla entre el nivel de organización y el nivel de proceso. Por lo tanto, la Dirección está presionando constantemente para obtener resultados y las personas que utilizan los procesos se quejan de permanentes cambios de prioridades , de falta de comprensión de la situación real del trabajo, de procesos burocráticos y difíciles de aplicar, de la percepción de apagar fuegos constantemente, etc.

Kanban gestiona el flujo de trabajo y proporciona la visibilidad necesaria para alinear tanto las actividades estratégicas como las de nivel de proceso. Los tres niveles de gestión empiezan a compartir el mismo entendimiento de la situación actual, hablar el mismo idioma y actuar de manera coherente.

KanbanInOrganization_2_Sp

Más concretamente, la gestión del trabajo con los sistemas kanban proporciona los siguientes medios en cada nivel:

  • Nivel estratégico
    • Visibilidad y comprensión de la situación del trabajo
    • Priorizar las solicitudes de trabajo basadas en la comprensión de su impacto en otras actividades en curso y teniendo en cuenta la capacidad del sistema
    • Establecer políticas para gestionar el flujo de trabajo
  • Nivel de flujo de trabajo (Proyectos / Servicios / Operaciones)
    • Comprender la capacidad del sistema de personas-herramientas-procesos
    • Responder a los cambios a nivel estratégico (decisiones estratégicas, necesidades del cliente) mediante la gestión adecuada del flujo de trabajo.
  • Nivel de proceso
    • Asegúrese de que el proceso proporciona valor para el trabajo diario
    • Integrar procesos en un flujo coherente y eficiente, reduciendo la burocracia y otros tipos de residuos
    • Centrar las actividades de mejora del proceso en las necesidades reales del flujo de trabajo operativo

Artículos Relacionados:
Kanban y CMMI
¿Qué aporta Lean Kanban?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn