Analíticas Kanban: Rendimiento

La métrica rendimiento (tasa de entrega) es relativamente poco conocida en las empresas de gestión de proyectos tradicional (basadas en PMBOK, PRINCE2, CMMI). Sin embargo, con la difusión de los conceptos Lean, creo que empezará a ganar más respeto en el futuro próximo.

El rendimiento es la cantidad de elementos de trabajo entregados en un período determinado de tiempo (p.ej. semana, mes, trimestre).

Cuando decimos ‘entregado’ nos referimos realmente a trabajo terminado y, posiblemente, entregado al cliente. Es decir, al final del proceso se cobra.

Para entender el concepto de rendimiento, vamos a suponer que durante las últimas cinco semanas un equipo ha entregado respectivamente 4, 6, 4, 2, y 3 historias de usuario (requisitos) por semana. Si hay historias empezadas, pero no terminadas, estas no forman parte de los cálculos.

El rendimiento promedio del equipo durante estas cinco semanas es (4 +6 +4 +2 +3) / 5 = 4 historias / semana (redondeado). La desviación estándar se redondea a 1 historia / semana.

El rendimiento se basa en datos reales de la capacidad del equipo de terminar/entregar trabajos. La variabilidad del rendimiento refleja el impacto de factores como el tamaño de las historias, su complejidad, urgencia, así como las habilidades de la personas.

El rendimiento se puede utilizar para planificar un proyecto. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, el equipo puede estimar que su rendimiento (capacidad de la entrega) será de 4 ± 1 historias por semana sin hacer ninguna estimación detallada de los requisitos individuales.

En Kanban, sin embargo, el rendimiento se utiliza principalmente para dar seguimiento al ritmo de producción (entrega) del equipo. Lógicamente, el objetivo es mejorar continuamente.

El rendimiento es una medida del número de elementos de trabajo que el equipo es
capaz de producir en un determinado período de tiempo (por ejemplo, semanas,
meses), siempre y cuando se mantenga una carga de trabajo uniforme.

Rendimiento y velocidad

El rendimiento es similar a la métrica ágil velocidad, sin embargo, se utiliza de manera diferente.

La velocidad se utiliza en eXtreme Programming y Scrum. Muestra la cantidad de trabajo que un equipo puede completar en una iteración o sprint. El trabajo se mide en puntos de la historia (story points).

Volviendo al ejemplo del equipo anterior, supongamos que los cinco casos de uso completados durante las últimas dos semanas, son de 3, 4, 1, 5 y 3 puntos de historia respectivamente.

Entonces, el número total de puntos de la historia que el quipo puede completar en un sprint de 2 semanas es 3 +4 +1 +5 +3 = 16. Es decir, la velocidad del equipo es de 16 puntos de la historia por sprint.

La velocidad también varía debido a factores como la complejidad de las historias, su tamaño, los cambios, el nivel de habilidades de equipo, etc.

Los equipos ágiles utilizan la velocidad promedia para estimar cuántas historias serán capaces de implementar en los sprints futuros. A pesar de todo, tienen que estimar los casos de usuario individuales con el fin de definir el backlog (el alcance) de un sprint.

Así que, aunque la métrica velocidad se asocia con rapidez, de hecho se trata de la carga, (medida habitualmente en puntos de historia) que un equipo puede llevar a cabo durante un período de tiempo determinado (iteración, sprint).

Rendimiento y estimación de los recursos

El rendimiento se puede utilizar para estimar los recursos necesarios para realizar un desarrollo o servicio.

Según la Ley de Little:

ThroughputFormulae_Sp

Si un equipo mantiene a un ritmo constante de trabajo, el tiempo promedio de entrega (lead time) para un determinado tipo de trabajo o una clase de servicio puede considerarse como una constante.

El rendimiento (throughput) es el objetivo que debe lograrse con el fin de cumplir la fecha fin definida por el cliente.

Aplicando la ley de Little calculamos el número de elementos de trabajo que hay que procesar en el tiempo determino.

Ejemplo: supongamos que el tiempo de entrega de una historia es de 0,25 semana. El rendimiento objetivo es de 20 historias/semana.

Entonces, El trabajo en curso (WIP) = 20*0,25 = 5 historias.

Asumiendo que una persona sólo puede trabajar sobre un único requisito, deducimos que necesitamos un mínimo de 5 personas para la implementación de todo el trabajo a tiempo. Por si acaso (no hay fórmulas precisas para esto), estaría mejor contar con un equipo de 6 personas. :-)

La ley de Little y el rendimiento permiten estimar los recursos necesarios
para llevar a cabo un trabajo.

En resumen, el rendimiento es fácil de recoger. Es una medida valiosa, ya que mantiene el foco centrado en la capacidad productiva del equipo. Asimismo, conociendo el rendimiento del equipo disminuye el esfuerzo para la estimación de las historias (requisitos), siempre y cuando estas se desglosan a trozos relativamente pequeños. Además, a través de la ley de Little, el rendimiento permite estimar los recursos necesarios para completar un trabajo determinado en el tiempo esperado por el cliente.

Artículos relacionados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comentarios cerrados.